lunes, 11 de septiembre de 2017

Corruptos 1 --- Ciudadanos 0



 El tiempo es lo único que corre independientemente de los deseos, así que nos vamos acercando, al "uno de octubre", simbolizado como si de un resultado de fútbol se tratara 1-0 

Pero ¿quién juega en casa Puigdemont o Rajoy? ¿Quién de los dos va a ganar por la mínima? LOS DOS


Quienes van a perder, pase lo que pase, van a ser los catalanes catalanistas, los españoles españolistas y los que ni somos catalanes catalanistas ni nos sentimos españoles españolistas es decir los ciudadanos


Cada vez más, a esta llamada "lucha por el derecho a decidir", se le está viendo el plumero. 



Por parte de sus impulsores (políticos, clases "nobles", adinerados, ...) supone la posibilidad de seguir chupando del bote pero sin intromisión de otros sinvergüenzas. Para los ciudadanos solo es, una vez más, la promesa de alcanzar el Paraíso Terrenal 

Todos, aunque no lo digamos, sabemos que la Independencia de Cataluña es algo inviable e inoportuno. Algo fuera de lugar. La independencia, deberá lograrse primero sobre el papel, que quieran o no quieran Rajoy y sus secuaces, es fácilmente alcanzable. Basta con que lo quiera la gran mayoría del pueblo catalán y redacten el "documento" adecuado. Luego hay que ponerla en práctica y aquí empiezan los problemas


Incluso en el mejor de los casos, que sería que la gran mayoría de los españoles decidieran no exigir ningún tipo de pago por estructuras, inversiones... a Cataluña, ¿de dónde piensan sacar el dinero necesario para que su País, o Nación o como quieran llamar a su territorio, se ponga en marcha y haga frente al mantenimiento de escuelas, hospitales, funcionarios, jubilados, ...?  Aun cuando recuperasen lo que les han robado y dispusieran de todo lo que pagan en impuestos, incluso consiguiendo  que pagaran las grandes fortunas, deberían pasar muchos años, demasiados, para que los catalanes pudieran vivir dígnamente. Y es que "las banderas" solo dan de comer a unos pocos que no son los que pelean por ellas



A Rajoy, al Rey, a los corruptos, y a sus secuaces, no se les echa al grito de independencia, se les echa en las urnas 

Hace unos años, en que Herri Batasuna, no pudo presentarse a las elecciones, me encontré con un individuo, trabajador asalariado, que razonaba: "si no puedo votar a H.B. (los supuestos defensores de la Clase trabajadora) votaré al PNV" 


Un obrero, votando a sus explotadores, convencido de que la Independencia le traería el pan para su familia. 


MANDAHUEVOS